logo
Portada inCOVER

ALL ABOUT… Carlos Bardem

Por Laura Cadenas

Interpreta al mentor de la Orden de los Asesinos en la superproducción Assassin´s Creed. Pronto le veremos junto a Pierce Brosnan en The son, la serie más cara que ha producido AMC (artífice de sagas tan exitosas como The Walking Dead). Y acaba de rodar en Colombia bajo las ordenes de Peter Webber. La ficción no le aparta de la realidad, con la que como ciudadano se muestra crítico. Hablamos con Carlos Bardem. Por Laura Cadenas.

_mg_4143

El 23 de diciembre se estrenó Assassin´s Creed, la adaptación cinematográfica de la exitosa saga de videojuegos de Ubisolf. ¿Cómo ha sido tu participación en el film? Poder asomarte a una producción de este tamaño es siempre muy interesante. Es impresionante ver la maquinaria de Hollywood en plena potencia, me lo pase muy bien. Mis escenas son casi todas con Michael Fassbender, un tipo que todo lo que tiene de buen actor lo tiene de buena persona. Es agradable cuando la suerte te da la oportunidad de trabajar con estrellas de este nivel y ver que en el trato diario son personas absolutamente normales y maravillosas. En la película también coincidí con dos buenos amigos, compañeros españoles: Hovik Keuchkerian y Javier Gutiérrez. Cuando trabajas en un proyecto tan grande y lejos de casa tener ese apoyo local siempre viene bien.

Has afirmado que el mensaje de la película radica en que “la libertad hay que conquistarla”. ¿Qué paralelismo guarda la historia que narra Assassin´s Creed con la realidad en la que vivimos? La película está basada en un videojuego y es una película de acción, una maravillosa película de aventuras. Lo que sí es cierto es que plantea una disyuntiva actual y perenne en la historia de la humanidad: la ,al parecer, obligatoria elección entre libertad y seguridad sin libertad. Creo que desde los ataques de las Torres Gemelas vivimos en una doctrina de alerta permanente en la que constantemente nos están metiendo en la cabeza que vamos a morir por ataques terroristas, algo que evidentemente no es verdad. A cambio de una supuesta seguridad nos demandan la cesión de muchos derechos, derechos que se consiguieron mediante la lucha y el sacrificio de mucha gente. Creo que el mayor negocio que hay ahora mismo en el mundo es el negocio del miedo.

Te licenciaste en Historia pero finalmente te has decantado por el cine, ¿en qué momento tuviste clara tu vocación? Tanto yo como mi hermano Javier nos hemos criado en camerinos de teatro y sets de rodaje. Por más que yo en un momento de mi vida me resistí, una vez que me puse delante de la cámara en Perdita Durango de Alex de la Iglesia dije “esto es lo que quiero hacer”. Debe haber algo, no creo que sea genética, pero sí un condicionamiento. Al actuar por primera vez algo hizo click dentro de mí.

_mg_4149

¿Cómo sueles preparar tus papeles? Todos los actores tenemos un librillo compuesto de técnicas que hemos aprendido estudiando, formándonos en seminarios de interpretación; combinadas con la experiencia te ayudan a escribir tu propio método. En mi caso, la forma de preparar los personajes depende mucho de lo que vaya interpretar, cada personaje requiere una manera de encararlo. Me gustaría pensar que soy de ese tipo de actores que van hacia los personajes, que intentan huir de una primera lectura que siempre sale de tu zona de confort. Hay que buscar la dificultad, intentar dotar al personaje de humanidad, convertirlo en una persona que tiene una forma propia de hablar, de moverse, de vestirse.

¿Hay grandes diferencias en el trabajo de actor en Estados Unidos y en España? La diferencia que hay entre trabajar en grandes producciones extranjeras o en España nada tiene que ver con el talento. El talento no va ni por fronteras, ni por razas, ni por colores; talento hay en todas partes. La única diferencia es que en Estados Unidos hay mucho más dinero, y el dinero compra tiempo. Cuando hay tiempo se pueden filmar las cosas con detenimiento, con detalle y ,en definitiva, sin tantas prisas. También implica tener mucha más gente trabajando alrededor del actor, y la posibilidad de vestir la historia mucho mejor.

El Gobierno ha planteado un bajada del IVA Cultural, actualmente fijado en un 21%, de la que el cine quedaría excluido. ¿Qué opinas de esta medida? Creo que en este país sigue pasándonos factura que gran parte del cine se posicionara contra aquella guerra basada en mentiras que fue la guerra de Irak. Los hipotéticos defensores de la Marca España continúan con una venganza absurda, ignorando que el cine es el mejor embajador cultural de un país. Dicho esto, deberían bajar el IVA y acabar con las difamaciones interesadas y publicitadas que a modo de mantra nos califican como “los subvencionados del cine”. Además, aunque es un poco aburrido tener que decirlo siempre, hay que recordar que las subvenciones del cine se devuelven.

carlos-bardem-00216

Apoyaste la candidatura de Unidos Podemos, y siempre das tus opiniones políticas a través de las redes sociales. ¿Por qué piensas que es bueno mostrar públicamente este tipo de opiniones? No me planteo si es bueno o no. Antes que actor me considero un ciudadano, y como tal tengo derecho a opinar de lo que me de la gana. Lo que no entiendo es la reversa de este pensamiento en el que si eres actor parece que no puedes opinar.

En Estados Unidos estamos acostumbrados a ver a las celebrities hacer campaña por sus candidatos, en cambio, en España dar una opinión política puede generar muchas críticas. Efectivamente, en España tenemos una tendencia a crujir al que se sale de la línea oficial o al que alza la voz. En cambio, en Estados Unidos cualquier estrella de Hollywood toma partido activo y militante, como hemos visto en estas últimas elecciones, y no pasa nada. La gente sabe separar a la persona del personaje y no deja de ver sus películas o sus obras de teatro. Creo que esta diferencia responde a una cosa mucho más inquietante y profunda como es la falta en España de una verdadera cultura democrática; considero que aquí tenemos una democracia más ritual que real.

Los partidos ultraderechistas ganan fuerza en Europa, y Donald Trump ha sido elegido presidente de Estados Unidos. ¿Qué está ocurriendo? Lo que ocurre es que las ideologías extremistas, del odio, proliferan en los momentos de desmoralización ciudadana. Cuando hay una crisis económica como la que llevamos años sufriendo, que muchos pensamos que es una estafa ya que está beneficiando a unos pocos a costa de la gran mayoría, la población entra en desmoralización. Es entonces cuando surgen estos peligrosos discursos paternalistas que calan porque no apelan a la razón. Cuando apelan a tu razón te están exigiendo ser crítico, te están exigiendo pensar, y eso requiere un trabajo. Además de no exigir el esfuerzo de pensar, este tipo de discursos siempre fomentan la irresponsabilidad propia mediante la culpa ajena. Es más fácil que te señalen a quién odiar o culpar a que te exijan que asumas tu responsabilidad.

Retomando al cine, actualmente estas rodando Carteristas, bajo la dirección de Peter Webber, director de La joven de la perla. Sí, es una película maravillosa que he tenido oportunidad de protagonizar en Colombia. Narra una historia muy bonita en la que yo soy un maestro de carteristas que entreno a varios chicos para que roben en las calles Bogotá, y establezco una especial relación maestro-alumno con uno de ellos. Ha sido magnífico trabajar con Peter Webber. Él antes de ser director era editor, y edita mientras filma. Yo muchas veces edito cuando actúo, me gusta apropiarme de las líneas y cambiarlas, por lo que nos hemos entendido muy bien.

carlos-bardem-00251

2017 es para ti un año de estrenos. Te veremos en The son, serie que protagonizas junto a Pierce Brosnan para AMC y Blanca, serie que será emitida en Canal Plus. He tenido la oportunidad de estar cinco meses en Texas rodando The son, serie basada en la magnífica novela de Philipp Meyer. Es una saga épica que recorre 250 años de la historia de Estados. He visto algunos fragmentos y creo que va a ser un espectáculo; es la serie más cara que ha producido nunca AMC. A lo que hay que añadir que es una apuesta muy valiente, aún no puedo desvelar el porqué, en el Estados Unidos que ha llevado a alguien como Donald Trump a la presidencia.
Blanca, es una web serie que se estrenará para una plataforma de streaming nueva que se llama Studio Plus. Una aplicación de Canal Plus Francia que ha rodado series por todo el mundo con un concepto muy nuevo, el concepto 10X10. Son series que cada temporada cuentan con 10 episodios de 10 minutos de duración.

Hay quien dice que no existe un mercado real para todas las series que se están produciendo en este momento, ¿qué opinas? Se oye que hay una especie de burbuja de las series por el exceso de producción pero yo creo que lo que ocurre es que estamos asistiendo a un cambio de modelo del mercado audiovisual. Está cambiando la manera de consumir televisión. La televisión tradicional que nosotros conocemos en España está abocada a desaparecer, o a perder mucha importancia, a favor de nuevas tendencias como son las televisiones por cable o las plataformas de streaming que te permiten ver lo que quieres, cuando quieres y como quieres. Creo que ahora mismo la narrativa más arriesgada e interesante se encuentra en la ficción televisiva.

Además de actuar has escrito varios libros, el último Alacrán enamorado, que se llevo al cine. ¿Para cuando el siguiente? Estoy trabajando en una novela que me lleva ocupando varios años. Está basada en un personaje histórico, por tanto no puedo escribirla desde la inmediatez con la que escribía Alacrán enamorado que hablaba de un mundo mucho más cercano. Cada vez que me siento a escribirla tengo que desplegar ante mí un montón de información, de cronogramas, de fichas; y bueno, afortunadamente vengo trabajando muy seguido con lo cual me cuesta encontrar el momento. Poco a poco va avanzando, espero que este año pueda terminarla. 

carlos-bardem-00255

¿Te has planteado dirigir alguno de tus guiones? Siempre fantaseas con ello pero realmente tengo muchísimo respeto a los directores de cine. Ser director es muy difícil, hay que valer. Te tienes que considerar capaz de solucionar las dudas de todo el mundo en el set. Estoy muy contento siendo actor, en cuanto a la faceta de trabajo en equipo. Considero que actuar es un trabajo de equipo. Mi faceta de creación individual la tengo más que cubierta con la escritura. Ahí es donde, por el contrario, no dependo de nadie y puedo justificar cualquier fantasía.

¿Qué le pides al próximo año? Nada muy original: salud y trabajo. Amor, por suerte, ya lo tengo.

Fotografía Daniel Jambrina/ Muah Aida Rojas/Asistente de fotografía Asier Cristobal



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos saber si eres un humano! * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

angel

Angel Schlesser